Hola, soy Stefie.

Y vivo de la habilidad más rentable de todos los tiempos.

Hola, soy Stefie.

Y vivo de la habilidad más rentable de todos los tiempos.

Stefie ha aparecido en:

empresas
diamante

Biografía:

Soy de Venezuela, un país hermoso pero con muchos problemas. Hace siete años, decidí emigrar a España, buscando una vida mejor. 

Empecé de cero, sin conocer a nadie, sin tener nada. Lo único que tenía era mi habilidad para vender.

Desde pequeña, siempre me gustó vender. Vendía de todo: dulces, ropa, libros, lo que fuera. Me encantaba convencer a la gente de que comprara lo que yo les ofrecía, y ver cómo se iban felices con su compra.

Así que cuando llegué a España, me dediqué a lo que sabía hacer: vender.

Debora 1

Trabajé para muchas marcas, sobre todo de lujo, y me convertí en directora de retail. Era muy buena en mi trabajo, y conseguía resultados increíbles.

Pero hacía falta ese algo. Esa chispa.

Sentía que estaba vendiendo productos que no me apasionaban, que no aportaban valor a la gente, que no eran míos. Sentía que estaba trabajando para otros, y no para mí.

Hasta que conocí a mi marido.

Él me abrió los ojos, y me dijo que ganar dinero era mucho más fácil de lo que yo creía. Que lo importante no era lo que vendía, sino cómo lo vendía. Que yo tenía el poder de vender lo que quisiera, y de vivir de ello.

Así que decidí dar el salto, y crear mi propio negocio online.

Al principio, no sabía muy bien qué vender. 

Así que me puse a testear diferentes productos, hasta que me di cuenta de que ya tenía uno, sin saberlo.

Resulta que, mientras creaba mi propio producto, ayudaba a otras personas a vender sus infoproductos. Les enseñaba las técnicas y las estrategias que yo usaba para cerrar ventas, y les ayudaba a aplicarlas en sus negocios.

Y funcionaba.

En dos semanas, vendí 18.000 euros, y ayudé a decenas de personas a vender más y mejor. Y lo mejor de todo, es que disfrutaba haciéndolo.

Fue entonces cuando lo vi claro. Mi producto era yo.

Yo era la experta en cierre de ventas que todo el mundo necesitaba.

Así que decidí crear mi academia de ventas, donde enseño a emprendedores, empresarios y equipos comerciales a dominar la habilidad más demandada y más escasa del mundo de los negocios: el cierre de ventas.

Al día de hoy he vendido más de $3.000.000 de euros y he formado a closers que al día de hoy facturan entre $30.000 y $40.000 al mes.

En mi academia, no solo te doy información, sino que también te doy inspiración. 

No solo te formo, sino que también te transformo. No solo te enseño a vender, sino que también te enseño a vivir.

¿Te ayudo?

diamante
imagen-banner

Stefie:

Trabajo para muchas marcas, sobre todo de lujo, y se convertió en directora de retail. Fue muy buena en su trabajo, y conseguía resultados increíbles. Pero hacía falta ese algo. Esa chispa. Sintio que estaba vendiendo productos que no la apasionaban, que no aportaban valor a la gente, que no eran propios de ella. Sintio que estaba trabajando para otros, y no para ella.

Hasta que conocí a su marido y él le abrió los ojos, y le dijo que ganar dinero era mucho más fácil de lo que ella creía. Que lo importante no era lo que vendía, sino cómo lo vendía. Que ella tenía el poder de vender lo que quisiera, y de vivir de ello.

Resulta que, mientras creaba su propio producto, ayudaba a otras personas a vender sus infoproductos. Les enseñaba las técnicas y las estrategias que ella usaba para cerrar ventas, y les ayudaba a aplicarlas en sus negocios. Y funcionaba.

En dos semanas, vendió 18.000 euros, y ayudo a decenas de personas a vender más y mejor. Y lo mejor de todo, es que disfrutaba haciéndolo.

Biografía Oficial

Desde pequeña, siempre me gustó vender. Vendía de todo: dulces, ropa, libros, lo que fuera. Me encantaba convencer a la gente de que comprara lo que yo les ofrecía, y ver cómo se iban felices con su compra.

Así que cuando llegué a España, me dediqué a lo que sabía hacer: vender. 

Trabajé para muchas marcas, sobre todo de lujo, y me convertí en directora de retail. Era muy buena en mi trabajo, y conseguía resultados increíbles.

Así que me puse a testear diferentes productos, hasta que me di cuenta de que ya tenía uno, sin saberlo.

Resulta que, mientras creaba mi propio producto, ayudaba a otras personas a vender sus infoproductos. Les enseñaba las técnicas y las estrategias que yo usaba para cerrar ventas, y les ayudaba a aplicarlas en sus negocios.

Fue entonces cuando lo vi claro. Mi producto era yo.

Yo era la experta en cierre de ventas que todo el mundo necesitaba.

Así que decidí crear mi academia de ventas, donde enseño a emprendedores, empresarios y equipos comerciales a dominar la habilidad más demandada y más escasa del mundo de los negocios: el cierre de ventas.

Fotos aprobadas para medios

empresas